lunes, 23 de junio de 2008

Almaráz, justito pero variado

Si si, lo he vuelto a hacer. He vuelto ha caer en las garras del Tajo y del encanto de la pesca en Almaraz. Todo un fin de semana de aventura donde no han faltado las alegrías, las decepciones, las roturas de línea, los visitantes inesperados y como no, los peces.

El Sábado empezó muy pronto, a las 5:30 estábamos en pie para pescar "al sereno" e intentar engañar algún barbo en la zona del embarcadero del Tajo (ver anteriores posts de Almaraz). Al llegar descubrimos que las algas habían cubierto toda la orilla y se hacía relativamente fácil acercarse a los peces, estos se encontraban muy activos comiendo en las orillas e, idiota de mi, reprimí mi ansia de sacar la cola de rata del coche y ponerme a sacar peces como un descosido.

Colocamos pues todos los bártulos del inglesa en la orilla, preparamos un rico engodo para barbo con mucho asticot y lombriz, medimos el fondo y lanzamos las cañas...

Este fué el resultado:






A pesar de lo mal que picaron, la ausencia de barbos, y los asquerosos peces-gato, lo pasamos bien y cogimos algo de colorcito (hacía falta ya tapar algunas marcas XD).

A eso de las 11 de la mañana decidimos, visto lo visto, dejar las inglesas y buscar un nuevo sitio. Unos cientos de metros río arriba, se extendían playas muy bajas de piedra repletas de barbos y carpas ninfeando a escasos centímetros a veces de la orilla. Al principio bajamos solo con las cañas de lance para bass (aun no habíamos visto los barbos), pero viendo el panorama no me arriesgué de nuevo y cambié mi equipo ligero por el de mosca... A los pocos lances tube la primera y única picada de un hermoso barbo que, por desgracia, ahora luce un bonito piercing... El resto de la historia ya lo conoceis. Poco tiempo despues, los barbos desaparecieron. No obstante saqué un par de basses con una ninfa gordota.





La mañana fue como observáis más bien escasa, a la 1:20 nos fuimos a casa a comer, a reponer fuerzas y a echarnos una buena siesta.

Por la tarde, el escenario que elegimos fue el embalse de Almaraz, en la parte de Saucedilla, un paso por debajo de la carretera nos ofreció un buen puesto de pesca donde conseguimos clavar alguna carpita.














En otro momento os escribo lo que sucedió el domingo, una última instantánea:


2 comentarios:

Barbux dijo...

Mu bien Raul, se ve que sois unos "todo terreno"
Me alegro por esas capturas. Felicitaciones a los dos

Raúl dijo...

Gracias Barbux.

Ya sabes, hay que darle a todo jejeje.

Un saludo.